Este es un error muy habitual en el que yo y los equipos con los que he trabajado hemos caído más de una vez. Es frecuente que no se pregunte al Dueño del Producto por los detalles del trabajo que tienen que hacer. Asumen que la tarea es de una cierta manera sin preguntar y luego aparecen las diferencias cuando el Dueño del Producto lo ve en funcionamiento en la reunión de demo. Es cuando surge la temida pregunta “¿Quién les dijo que hicieran esto así?

Esto puede suceder sobre todo por doscosas 1) temor a parecer demasiado ignorantes si preguntan nimiedades 2) por querer ir demasiado deprisa sin pararse a preguntar por qué las cosas son así cuando algo suena raro. Nos surge alguna pregunta pero asumimos una de las posibles respuestas para poder seguir adelante.

El feedback entre el Dueño del Producto y los miembros del Equipo de Trabajo debería ser algo común y frecuente. El Product Owner debe tener una alta accesibilidad y el Equipo de Trabajo no debe de tener miedo de preguntar, preguntar y volver a preguntar antes de hacer las cosas. Podrían tener que hacerse de nuevo si se entendió mal o se asumieron demasiadas cosas.

Esto requiere de mucha dedicación del Product Owner que debe estar siempre disponible para multitud de preguntas y reuniones pero requiere también de mucha atención al detalle del equipo de desarrollo. Es necesario levantar la mano (o el teléfono) y preguntar siempre que sea necesario. Terminará ahorrando trabajo a todo en lugar de darlo.